miércoles, 27 de noviembre de 2013

EL ROSTRO



FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE ROMA 2013: LA EXPERIENCIA SENSIBLE
Por Roger Koza

En el panorama del cine argentino contemporáneo el cine de Gustavo Fontán es una legítima rareza. Su obra es coherente como un silogismo aristotélico, personal como una rima de J.L Ortiz y radical como un aforismo de Nietzsche. ¿De dónde proviene su cine? ¿Qué busca filmar? ¿Cuál es su público?

No se trata de una obra que reclame para sí una originalidad exenta de influencias. Sus diálogos con el cine contemporáneo son identificables. La obra de Fontán, de hecho, está en sintonía con ciertos autores de su tiempo y sus películas. Todos ellos priorizan la naturaleza sensorial del cine, entendiendo que éste no debe obedecer a un mandato industrial que le obliga a ser portador de historias. No se trata aquí de contar historias sino más bien de intensificar la experiencia perceptiva en todos sus órdenes y explorar por consiguiente el lenguaje cinematográfico en sus propios términos.

En esta ocasión, Fontán ha hecho una película cuyo título podría remitir a un posible tratado sobre la dignidad de los hombres según el filósofo Levinas, un pensador obsesionado por el rostro de las creaturas que tienen el don del habla. La cámara capturara sin duda la dignidad del rostro de los hombres aquí filmados, pero nada tiene que ver El rostro con una empresa filosófica. El temple del film es enteramente poético.
Sin embargo, los rostros llegan tardíamente al centro de gravedad del film. En la espera, la naturaleza se impone, sobre todo el río que parece empujar a la cámara para que ésta fluya a través de un ecosistema, como si ese dispositivo de registro fuera un animal mecánico que busca fusionarse con lo que está a su alrededor. ¿Qué se filma entonces? Entidades vivientes.

El rostro es una película desprovista de narración, aunque las imágenes se hilvanan con la elegancia de un sueño perteneciente a una vida espiritual sofisticada, un trance poético compuesto por imagen y sonido. Quien se permite  hacer una experiencia con lo que se ve y se escucha no será el mismo, al menos por una hora.

(Pueden leer la nota completa en http://ojosabiertos.otroscines.com/?p=9399)

1 comentario:

Ludmila Martelli dijo...

Buenas noches!
Mi nombre es Ludmila, soy estudiante de Diseño de Imagen y Sonido. Estoy ayudando a un compañero de trabajo a hacer una tesis sobre Marechal, y está intentando conseguir tu peli "Marechal o La Batalla de los Angeles" pero se nos está complicando muchísimo. Queríamos saber si hay alguna forma de contactarte para pedirte una copia, o si podrás decirnos de algún lugar donde ubicarla.
Muchas gracias!
Ludmila Martelli.