sábado, 27 de octubre de 2012

Estreno de LA CASA.



Amigos:

El próximo 8 de noviembre se estrena LA CASA que, como saben, pone fin a la trilogía de "El ciclo de la casa".

Fueron ocho años de trabajo y estuve revisando los cuadernos.

Quería compartir con ustedes algunos fragmentos de esos diarios.

Las salas y los horarios de proyección los podrán ver en
  
La casa. Película, en facebook.

¡Ojalá puedan verla! Saludos.

Gustavo
   
Algunas notas durante la realización de EL ÁRBOL.

3 de octubre de 2003
Es primavera y volvieron a crecerle las hojas a las dos acacias que hay en la puerta de mi casa natal. Aunque uno de los árboles parece seco, las ramas enlazadas impiden saberlo con precisión. Hace unos meses, sus ramas oscuras tenían algo de espectral. Hoy están verdes, renacidas. Mi madre piensa que una de las acacias  está seca. Mi padre, no.

¿Qué tiene que ver esto con las pinturas de Goya que vi hace unos días? ¿Quién era la mujer pintada?  Goya retrató a una mujer en distintas épocas.  El paso del tiempo en ese rostro tenía algo preciso, cierto.
       
6 de marzo de 2004
Estamos en rodaje.
Queda definido el plano frontal de los dos árboles. En cada jornada lo repetiremos para tener el establecimiento y la temporalidad en una imagen que funcione como una especie de leit motiv, pero con alteraciones, es decir con las variables que el tiempo imprime en los árboles inexorablemente.
Por la tarde llovió. Una fugaz lluvia de verano. Aprovechamos para filmar el plano de Julio mirando la lluvia y algunos detalles de gotas,  sombras y reflejos.
Sabemos: sólo habrá que aprender a mirar.

23 de junio de 2004
La vida está en el suceso minúsculo, en la pequeña alteración de la luz y de la sombra, en la caída de las hojas, en un brote nuevo, en el rostro de Julio mirando la lluvia, en Mary barriendo. El hecho repetido una, dos, tres veces, nos pone ante la conciencia de nuestra propia finitud.
      
24 de junio de 2004
Hay una verdad intrínseca, esencial, en el mundo, su verdad poética. Una imagen se une a otra, imágenes simples, cercanas.  y ocurre una epifanía.
Nos esforzamos para  mirar en los resquicios, más allá de las apariencias.
El misterio, hay que recordarlo, sólo puede ser sugerido: es su condición. 

Algunas notas durante la realización de Elegía de abril

3 de marzo de 2009
Agitar. Movilizar los recuerdos: fragmentos, detalles inciertos, detallecitos imprevisibles, minucias cargadas de emotividad.
Con una vieja cámara rusa a cuerda y película de 16 mm. vencida filmamos a algunos fantasmas.

2 de noviembre de 2009
Llueve. En el patio, las plantas tienen un verde renovado. Sobre ellas la luz se mueve lentamente: pasa de un gris plomizo a una espesura de brillos. La simpleza de ese movimiento deslumbra y abisma al mismo tiempo.
Visito a mis padres: Mary está preocupada por la comida del domingo, día que retomaremos el rodaje, comienzo del trabajo con Lorenzo y Adriana.
Mi padre arregla el bastón que usará Lorenzo.

15 de noveimbre de 2009
Sabemos:
La terrible sensualidad de los detalles.
Una mirada que se obstina donde ya casi no hay nada.

Algunas notas durante la realización de  La casa

16 de junio de 2011
¿Cómo se mira un espacio vacío?  
Sabemos y hay que seguir sabiendo: filmar para que lo real se manifieste.
El milagro lo hace la mirada.
   
6 de julio de 2011
Las presencias (fantasmales) deben dejar una certeza y una incertidumbre, como las caras de una misma moneda.
Tensión entre lo que se ve y no se ve.
Tensión entre la huella y la fuga.
El dolor de levantar los muebles.
La ferocidad de sacar puertas y ventanas.
 
3 de noviembre de 2011
Me aparto un momento y miro: ahí están todos.
Estamos todavía.
¿Qué árbol?  ¿Qué luz detrás del después?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No, no digas que no hay agua.
El manantial está ahí, entre sus rocas
ribeteadas, verdes y grises,

ahí sigue y siempre va a estar
con su canción silenciosa y su raro poder
de brotar en nosotros
a través de la piedra.

Denise Levertov

Laura Bravo dijo...

La casa para mí fue una experiencia casi de introspección, un buceo por la experiencia de la casa familiar de antaño. Fui también uno de sus "fantasmas" y la habité a mi modo.
Sentí el desgarro final de la demolición. Cuánto me cuesta olvidar lo tremendo, visceral y poderoso de esas escenas.

Diego G dijo...

Alguien sabe donde puedo conseguir en DVD las dos anteriores?

Gustavo dijo...

Hola, Diego. En diciembre habrá probablemente algunas proyecciones de El árbol y Elegía de abril. Y para el año que viene se está preparando una edición en dvd de la trilogía. gracias por tu interés.