domingo, 18 de julio de 2010

ELEGIA DE ABRIL (Notas del Diario de Trabajo)


ELEGIA DE ABRIL

(Algunos fragmentos del diario de trabajo)


Queridos amigos: pronto tendremos terminada ELEGÍA DE ABRIL y estamos realmente orgullosos del trabajo. Nos pareció oportuno compartir con ustedes algunos de los fragmentos del diario de trabajo. Ahí van:
"Bajar el libro del ropero (después de cincuenta años) es agitar las aguas. Salvador es un enigma a resolver, un enigma sin solución. La memoria como agua agitada; ésa es la figura. Lo que importa, lo que debemos mirar, es el agua agitada: fragmentos, retazos, detalles, detallecitos, minucias cargadas de emotividad. Pero también los huecos, las fugas (¿dolorosas?) en el tiempo. Tal vez, en estos versos de Salvador, esté la clave:
“Esta cordial blancura,
este modo de hablar, esta manera
no serían mi voz si no pusiera,
junto a lo simple y junto a la hermosura,
el dolor de la pena verdadera.”

(julio 2009)

----------------------------------------------------------------------------------

"Ayer filmamos un conjunto de pequeñas acciones: Ella abre cajones, libera cosas de su encierro. El busca el gato. Ella ha movilizado cosas en la casa y el gato se fue. El lo busca, lo espera. Acusa a su hermana. Hoy llueve. Es de mañana y la lluvia ofrece un pequeño momento para la contemplación. En el patio, la luz se mueve lentamente. Pasa de un gris plomizo a una espesura de brillos sobre las plantas mojadas. Todo con una simpleza que deslumbra y abisma.

Ese movimiento sugiere el tono de lo íntimo. Así debería ser la película."

(noviembre 2009)

----------------------------------------------------------------------------------
"Qué otro camino nos queda: hacer películas pequeñas, sinceras, provocadoras. Intentarlo, al menos."

(noviembre 2009)

Un abrazo a todos...
Gustavo

2 comentarios:

. c e c i l i a . dijo...

Estos tiempos y tonos, tan íntimos, tan mansos, me conmueven.
Gracias a Roger vi “La orilla que se abisma”.
Un abrazo

Gustavo dijo...

Gracias, Cecilia!
Ojalá que pronto puedas ver Elegía de abril.
Gustavo